FANDOM


Conflictos aladeños
Anterior: Desconocido (previaemente Segunda Guerra Telt-Nikeria)
Posterior: Caída de Yarón
Datos generales
Guerras: Anexión de Xomir, Caída de Anjer, Asedio del sistema Ying, Señuelo de Yarón, Batalla de Thalasa
Fecha: 2228 D.A./4340 EEM (4 meses)
Lugar: Por toda la mitad occidental de la Confederación

Resultado:

  • Paz Blanca 
  • Actualización de los terminos de la Alianza Telt-Remoriana
  • Restauración de las fronteras y áreas de influencia previa al conflicto 
  • Reconocimiento público de Rem III como legitimo Rey de la Vida por parte de los príncipes imperiales Saiph y Felipe, y por el Imperio Remoriano
  • Renuncia pública del príncipe Antares Alden-Faetón a cualquier derecho de sucesión al trono de Alaster
  • Perdida leve de prestigio del Príncipe imperial Saiph Faetón y del Divino Rey Rem III Ying
  • Juicios por traición a generales y soldados del Ejercito de la Vida traidores a la Corona Telt
Facciones
Confederación Telt   Imperio Saif Al Jabbarico, Heronianos

Lideres involucrados

  • Rey de la Vida Rem III
  • Reina Layra de Anjer
  • Príncipe Celestial Alek de Ying
  • Príncipe Serenisimo Antares Alden-Faetón
  • Príncipe Serenisimo Ébalo
  • Príncipe Serenisimo Zyro
  • Príncipe Imperial Saiph Faetón 
  • Príncipe Imperial Felipe Helen 

Fuerzas

  • Gran Ejercito de la Vida
  • Flota Thalasiana
  • Ejercito de Saiph

Bajas

  • Desconocida (al menos varias econaves y cruceros Thalasianos inutilizados)
  • Desconocida (al menos varias naves y cruceros heronianos inutilizados)


La Exaltada Marcha de Saiph, como paso a ser conocida oficialmente en la Confederación (Gloriosa Marcha para sus partidarios Telts Futuristas), fue un conflicto ocurrido entre la Confederación Telt y el efimero Imperio Heléistico de Saif Al Jabbar, en el marco de la gran expansión oriental del Príncipe Alasteriano Saiph, que desencadenó una grave crisis dipolmática entre la Confederación de la Vida y el Imperio estelar Remoriano, cuando el Divino Rem III al no recibir una condena oficial de sus aliados remorianos a las acciones militares de Saiph, ordenó suspender la alianza y bloquear el comercio entre los dos imperios, a la vez que dentro de las fronteras de la Confederación, Saiph intentaba usurpar la posición de Rem como monarca de la Vida, mediante un conjunto de campañas militares y propagandisticas dirigidas principalmente a la facción Futurista de los Telts, más atraidos por su figura heroica y modernizadora. Lo que derivó en la ocupación y bloqueo militar de numerosos sistemas, y al estallido de diversos sucesos belicos por casi toda la mitad occidental del espacio de la Confederación.

Acontecimientos previos

Durante los años previos a esta guerra, el colapso del Orden Repúblicano Remoriano y la debilidad de la Facción Enquelima que gobernaba autonomamente los sectores occidentales de la Confederación favoreció que en dichos territorios estelares prolifera la anarquía y la aparición de diversos grupos terroristas fundamentalmente republicanos extremistas y monoteistas fanaticos que causaban graves desordenes y conflictos sociales sobre unos sistemas marginales ya empobrecidos desde hacía años y con gobiernos inestables.

La aparición dentro del Imperio Remoriano de la poderosa figura de Saiph Faeton, heredero al trono de Alester, unido matrimonialmente al heredero del poderoso trono de Helades, y bendecido con grandes poderes y dotes militares, sirvió tanto para estabilizar el Imperio Remoriano en un momento de crisis, como para acabar definitivamente con el Orden Repúblicano y las demás facciones dentro de su territorio, estableciendo sobre ellos un gobierno fuerte, el autonombrado Imperio Helénistico de Saif Al Jabbar, Estado autonomo del Imperio Remoriano.

Ante la supremacia militar y avance de Saiph muchas de las facciones establecidas en la frontera con la Confederación empezaron a adentrarse en su territorio o a fortalecer a sus partidarios o representes que ya gobernaban ilegitimamente algunos de los sistemas de su espacio, llegando a poner en peligro a los Mundos clave de la Frontera y a los gobiernos de los Mundos-Hogar que más poder tenían en los sectores más occidentales de la Confederación, aprovechando que en aquellos momentos el gobierno central de Yarón estaba ocupado lidiando con una violenta sublevación ultraecologista en sus sectores más orientales y sus colonias en el Núcleo. Con escusa de acabar definitivamente con estos grupos terroristas huidos y para ampliar su dominio personal hacia el oriente Saiph extendió impunemente sus campañas de castigo y represión (en la que participaban númerosos voluntarios Heronianos) dentro de la frontera de la Confederación, acciones aceptadas por el Alto Mando Imperial, al estar disfrazadas de represión contra grupos terroristas (y tener según la Alianza Telt-Remoriana, los mandos imperiales remorianos autoridad para proteger militarmente al gobierno de la Confederación), pero que causaron muchas molestias a los gobiernos nativos legítimos de aquellos sectores y a la Corona de la Vida a la que pertencían, al verse claramente como el Ejercito de Saiph aprovechaba la situación para establecer posiciones de poder y asumir el gobierno de los principales Mundos que guardaban las ricas rutas Trans Curvatura de la Frontera, provocando indirectamente un autentico desplazamiento de refugiados a la subcapital de la región, el planeta Anjer.

Crisis Dipolmatica, la Anexión de Xomir y la Conferencia de Paz de Anjer 

Las acciones dentro de la Confederación del Ejercito principalmente heroniano liderado por los príncipes Saiph y Felipe fueron con el paso de las semanas molestando más y más a la Confederación y tensando las relaciones entre la Corona Telt y el Alto Mando militar, hasta que estas finalmente se rompieron a raiz de la usurpación que Saiph hizo del gobierno comisionado del Mundo-Hogar Xomir, un pobre pero clave Mundo de la Confederación proximo a la frontera occidental.

Xomir ya había sido intervenido muchas décadas atrás por el propio Divino Rey Rem III en persona junto a una delegación remoriana, con el el objetivo de poner fin al gobierno fanatico monoteista, androgeno y contaminante establecido en las sombras por la Gran Madre, instaurando en su lugar al gobierno autonomo del Gran Chaman nativo y Comisionado Gabal, el cual llevaba gobernando desde entonces Xomir, afrontando con dificultad la terraformación y limpieza del planeta, así como la lucha contra los grupos terroristas herederos de la Gran Madre en aquel y los sistemas más cercanos. Cuando Saiph llegó al planeta con sus ejercitos se mostró interesado en realizar la Pregrinación al famoso templo de Helios-Lumi del planeta, un importante santuario solar común para Xomirs,Telts y Remorianos, durante la cual fue atacado y derrotó a algunos de estos residuales terroristas a los que apresó y llevó al Palacio de la Luz, sede del gobierno de Gabal, acusandole por ello en nombre de su padre Carlos (heroe divino para el planta), de incompetente contra el monstruoso terrorismo monoteista, a la vez que reveló el haber cogido la Lanza de Lumi del templo, una poderosa reliquia-arma ingeniera sagrada para los Xomirs y que Saiph quiso emplear como simbolo de su liderazgo sobre el planeta y su pueblo. Ante la dificil situación en la que Saiph había puesto al gobierno del Chaman Gabal (el cual basaba de cara a su revoltoso pueblo gran parte de su soberanía sagrada en haber sido reconocido como líder del planeta por el héroe Carlos), aceptó reconocer a Saiph como gobernante consagrado de Xomir a cambio de que este respetara el gobierno autonomo del Chaman sobre el planeta. Presa de su exaltado discurso Saiph procedió a eliminar el vinculo político entre Gabal y Rem al destruir con la Lanza sagrada el Retrato oficial del Divino Rey de la Vida, el cual según las Leyes Universales, debe presidir todos los palacios de gobierno de los Mundos integrados en la Confederación. Tras congraciarse con el pueblo Xomir, que le aclamó como poseedor de la Lanza, Saiph continuó su campaña contra las facciones terroristas, tras dejar eso si a parte de su ejercito vigilando su nuevo e importante gobierno vasallo, a consta del cual profundizó la grieta entre el Imperio y la Confederación.

Pocos días después de sus actos retrasmitidos desde Xomir una de las periodicas reuniones holograficas entre el Divino Rey Rem y el Alto Mando Imperial acabó en un últimatum por parte del Rey Rem. Los actos de Saiph en Xomir no sólo implicaban una clara usurpación del Príncipe a las facciones integradas en la Confederación, además al destruir públicamente el retrato oficial de Rem provocó un grave sacrilegio a la imagen sagrada de la Corona Telt, uno de los pilares en los que se sostenía la soberanía del Reino de la Vida de cara a su propio pueblo y las demás facciones integradas. A pesar de su compartida indignación, la mayoría del Alto Mando Imperial escuso los actos de Saiph como inapropiados pero propios de un joven bienintencionado en su lucha contra las facciones terroristas que amenazaban tanto al Imperio como a la Confederación, no queriendo respaldar sus actos pero tampoco condenarlos. El Rey Rem empleó entonces sus poderes telempaticos y descubrió anonadado el común sentimiento de miedo que transmitía el poderio de Saiph a los emperadores remorianos, interpretando esto como una señal de que Saiph estaba extorsionando al Imperio para conseguir conquistar la Confederación, Rem presionó al Alto Mando negandole más reuniones conjuntas hasta que condenaran oficialmente las acciones de Saiph en el espacio de la Confederación, y amenazó con llegar a suspender la Alianza y el beneficioso comercio que esta brindaba a los dos Imperios si esta condena no llegaba nunca.

Ante la profunda brecha diplomatica abierta entre los dos gobiernos aliados tras lo ocurrido en Xomir, la líder de la facción diplomatica de la Confederación y gobernante autonoma de todos los sectores confederados afectados por las campañas de Saiph, la Reina Enquelima Layra II de Anjer convocó en su subcapital una Conferencia de Paz en la que su gobierno mediaría neutralmente entre representantes del gobierno de Yarón y del Alto Mando Remoriano con el fin de llegar a un acuerdo común para resolver la ya denominada crisis de Saiph y evitar que se llegase a romper la Alianza Telt-Remoriana. Antel a noticia Rem puso esta Conferencia como límite al Alto Mando para condenar oficialmente las acciones de Saiph antes de cumplir su amenaza de suspender la Alianza y el libre comercio.

Debido a la fuerte presión bajo la que se encontraba el Rey Rem acosado por republicanos ultraecologistas por el oriente y por Saiph en el occidente, el habil Rey Consorte Zeiros le recomendó que durante la Conferencia permaneciese en Yarón para mantener una persepctiva alejada y global de la situación, y que enviase a represententantes de confianza en su nombre, recomendando en tal puesto al hijo de ambos, el Príncipe Celestial (heredero) Alek al considerar la situación como una buena prueba diplomatica en su adiestramiento como futuro Rey de la Vida, Rem apreció la sabiduría de este consejo y se mostró de acuerdo, si bien también estipuló que a Alek le acompañasen tres de sus hermanos, los ya mayores de edad y Serenísimos Príncipes Ébalo, Zyro y Antares, hijos ellos tres de alianzas político-matrimoniales entre Rem y los emperadores C´lda, Herocrates, Carlos y Regulus, con el objetivo de que aprovechasen su posición de hijos de la Alianza para atraer el apoyo de sus progenitores remorianos en una clasica maniobra de diplomacia familiar Telt.

Cumplida una semana de la escandalosa anexión de Xomir al gobierno personal de Saiph, se celebró la estipulada Conferencia de Paz en el Templo de las Estrellas de Anjer, uno de los muchos grandes edificios de la capital del planeta para funciones diplomaticas. Reuniendose allí los hijos y representantes del Rey Rem, acompañados por algunos guardias reales presididos por el Guardia de origen alasteriano Arturus, y los emperadores Aeneas, Herocrates, C´lda enviados como representantes por el Alto Mando Remoriano.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.